Juan Domingo Antón

Blog Post

¡Au revoir, Becas Invattur!

¡Au revoir, Becas Invattur!

Edificio del Invattur (Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas)En abril de este año recibí un mensaje en el que se me avisaba de que iban a salir las becas de la Agencia Valenciana de Turismo para trabajar en el Invattur. Por fin tendría la oportunidad de probar suerte en unas becas que no ponían como requisito principal el dinero que (supuestamente) tienen mis padres, podría competir en «igualdad de condiciones» con otros profesionales en materia turística. Cuando se abrió el plazo, elegí dos de ellas, ya que te dejaban esa posibilidad, pero sólo quería una, la de tecnologías de la información y comunicación: formación y colaboración en el diseño, desarrollo y gestión de instrumentos de marketing online, con especial atención a los vinculados con Social Media Marketing y web 2.0 en el sector turístico. Vamos, turismo y social media, lo que me gusta.

Tras mil gestiones (dignas de Máster) con la administración, conseguí completarlas y presentarlas en el Servicio Territorial de Turismo de Alicante, un edificio donde trabajan esos funcionarios a los que los recortes del gobiernos los han convertido en calienta sillas y sella papeles. Y ojo con sacarlos de su estresante rutina que se cogen unos cabreos de tela marinera aderezados con las siempre eficaces caras de perro. ¡Bendita burocracia la de este país! Repito, con tanta productividad, hasta parece que la cosa no va tan mal. Sólo quedaba esperar. Al cabo de un mes o así, salieron las listas de admitidos y allí estaba mi nombre, aunque con una media de puntos normalita; menos mal que no era definitiva y quedaba lo importante, la entrevista personal.

Todavía no lo he dicho, pero todos los proyectos que me habían ido surgiendo en esos meses estaban condicionados por dicha beca. La anteponía a todo, era mi prioridad. Desde que abrieron el Invattur tenía la ilusión en poder trabajar allí y cuando no pude presentarme a la primera convocatoria, por estar todavía cursando la carrera, me desanimé un poco. ¿Quién no quería trabajar, mientras seguía formándose, en un organismo tan importante en materia turística? Hablamos de antes de la crisis, eh. Ya se que ahora todo el mundo está muy enterado y sabe más que nadie, de todo. Pero hasta hace poco era mi sueño.

Invattur (Agencia Valenciana de Turismo)Cuando me llamaron para la entrevista estaba hecho un flan, aquello era lo que quería desde hacía mucho tiempo e incluso, con suerte, podría cambiar el rumbo de mi vida. Pero por causalidades de la vida, sí has leído bien, justo entre la aparición de la lista de admitidos y la entrevista se habían puesto en contacto conmigo para que formara parte de un proyecto a largo plazo en otra empresa, privada en este caso. Tras unos valiosos consejos puedo decir que elegir el camino menos fácil fue acertar de pleno.

Antes trabajar para la administración pública era lo más de lo más. Hace tiempo que las cosas cambiaron y con los nuevos aires opté por elegir lo incómodo. ¡Y menos mal! Porque hace una semana recibí un email de una amiga, que también optaba a una de estas becas, con el enlace de cómo la Agencia Valenciana de Turismo dejaba desierta, y por tanto sin efecto, la convocatoria a dichas becas. Según ellos para ahorrarse unos míseros 72.000 euros en plena crisis. Una inversión de carácter formativo que tanto necesitan los profesionales de una de las regiones más importantes de todo el Mediterráneo como es la Comunidad Valenciana. Una gran decisión de cara al futuro, sí señor. Olé por la Agencia Valenciana de Turismo. ¡Esto es progreso!

En definitiva, que uno de mis sueños se desvanece gracias a las malas gestiones de los politicuchos de turno. Ahora tirarán de los estudiantes de Grados y Másters para que hagan allí sus prácticas, sin cobrar, evidentemente. Espero que por lo menos tengan la dignidad suficiente para pagarles el transporte hasta Benidorm y que los 72.000 euros no se los lleven los amigos de los trabajadores que sigan en la AGV. Eso sí, habrá que disfrutar de los Desayunos Invattur mientras duren.

Imágenes de invattur en Flickr bajo licencia Creative Commons.

Taggs:
2 Comments
  • David Mora 19:13 11/11/2012

    Hola Juan, una lástima lo de las becas, seguro que en Invattur hubieran estado encantados de contar contigo en el equipo. Coincido contigo en que resulta triste ver cómo se recorta en estas cosas, capaces de generar tanto para un sector vital para la economía de vuestra Comunidad. Yo guardo un gratísimo recuerdo de mi beca de Turespaña, a pesar de que en mi época tan solo suraban un año.
    Un abrazo!
    David Mora

    • Juan Domingo Antón 20:06 11/11/2012

      Muchas gracias por tus palabras David. Esto no debería contemplarse como un gasto, es una inversión de cara al futuro y no me refiero al de unos pocos «becados» sino al de toda una comunidad autónoma que vive del turismo. Es una lástima, pero hay que seguir adelante, no es el fin del mundo y por mi parte creo que pierden más ellos que nosotros. Ya se darán cuenta. ;-)

Comments are closed.